Páginas vistas en total

domingo, 11 de enero de 2015

Roma Antica - 2015 enero 10.



Sandra más allá de las palabras

Nuestra adorable Sandra di Giovanni, copropietaria y chef del restaurante Roma Antica, merece que nosotros sus admiradores entrañables, inventemos para ella una estrella de cristal y encenderla en su pecho, e iluminar así el altar de nuestros gustos culinarios.

Una estrella tropical, criolla, casera y cariñosa,
“la stella della mamma”.  

Hoy nosotros cuatro, quienes quizá algún día seremos parte de “el círculo cero de Sandra”,  Eduardo Briceño, Gustavo Buelga, Héctor Aponte y Flavio Velasquez fuimos a comer un menú de amplia excelencia ofrecido y preparado por chef Sandra Di Giovanni.

A saber,
1) piedina de albahaca y gorgonzola al estilo “della mamma”,
2) genuina mozzarella di búffala della Campania, marca La Contadina,  distribuida aquí en Panama por el gran Gustavo Buelga,
3) y 4) dos tipos de carnes clamorosas ofrecidas por el “padre nuestro”, Eduardo Briceño, a saber: chuletitas de cordero vegetariano importadas de Oregón y medallones de prime rib glaseado y condimentados con suaves y  misteriosas especies mediterráneas y
5) un “primo piatto di pasta” a base di penne rigatte embebidas en una reducción del caldillo del glaseado de carne.

Como sugiere el título de más arriba, estas invenciones armónicas de chef Sandra  están ubicadas en una dimensión culinaria inalcanzable por  nuestras voces y palabras, porque palpitan en un espacio espiritual al cual solo se puede llegar con la fuerza incontenible de nuestros amores.

O sea, estamos en presencia de una cocina de meditación.

Todo lo anterior, de personas entre platos,  estuvo armónicamente unido a las copas de cristal de Roma Antica en las cuales llegaron a posar sus cuerpos sensuales para entregarnos sus pasiones espirituales dos vinos regionales de antiguas uvas italianas, el Montepulciano d´Abruzzo de casa Farnese y el  Primitivo di Mandurria “Oversettanta” de la misma bodega.

Gracias a Sandra comprendimos hoy que así como hay vinos de meditación  también puede haber una estrepitosa cocina de meditación. Que en este caso es la cocina della mamma Sandra di Roma Antica, porque esta cocina nos ha movido hacia una conversación fraterna, intensa, profunda y divertida.

Y así sucede siempre aquí en Roma Antica
 con Sandra y sus entornos.

FELIZ AÑO 2015.
Salud.

Flavio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario