Páginas vistas en total

domingo, 12 de mayo de 2013

Los Años Locos jueves 9 mayo 2013.



El Cartel de los Sábados
Acta No. 15-2013, Los Años Locos, jueves 9 mayo 2013
Martín, Iñaky, Rubén, Rodrigo y su padre,
Ricardo, Juan Antonio y Edurdo.

Crónica de años locos.
PARTE 1 – INTRODUCCIÓN.

La parrillada argentina de Los Años Locos.
Ahora resulta que lo realmente muy peligroso en la comida, tanto o más que la grasa y la carne roja, ha sido otra la amenaza principal como causa de las pandemias en curso referentes a la enfermedad del corazón, a la diabetes 2, a la obesidad, a la hipertensión arterial, etc., como muestran las evidencias científicas incuestionables que han sido reveladas durante los últimos cinco años.

Todo este confuso embrollo científico que ha sido aclarado recientemente de manera irrebatible, comenzó en el decenio de los 70, cuando se descubrió el colesterol malo, el LDL, y poco después se demostró que el consumo de grasa y carne roja aumentaba el LDL en la sangre. Lo cual es absolutamente correcto. El embrollo confuso surge cuando a nivel de la población total las investigaciones en los Estado Unidos muestran una coincidencia innegable entre aumento de LDL, el colesterol malo en la sangre, y el aumento de CVD, o sea en español, enfermedad cardiovascular, en inglés: “cardiovascular disease”. Esta coincidencia también es científicamente correcta. Por lo que la conclusión de los medios, de los médicos, de la industria alimentaria y de la autoridad competente, la Food & Drug Aministration, fue automática, firme e inmediata. A saber: que para reducir el LDL en la sangre habría que reducir el consumo de grasa, y así, reducir a nivel social la incidencia de la enfermedad cardiovascular. Y se desató la moda de la comida “non-fat” en el mundo. Moda que todavía hoy es muy  intensa y total. Efectivamente. En los últimos 40 años el consumo de calorías provenientes de grasa y carne roja bajó de 40% a 30%. Todo un éxito ha sido hasta ahora el logro de reducir el nivel de calorías provenientes de la grasa, pero en relación con la enfermedad del corazón y otras dolencias esta política no resultó. Porque, ¿Adivinen qué?

Explicación. Si bien el consumo de grasas bajó durante estos últimos cuarenta años se disparó paralelamente de manera alarmante la enfermedad del corazón, la obesidad, la diabetes 2 y la hipertensión, sobre todo en los niños. Una verdadera pandemia mundial de envergadura apocalíptica. A tal punto que la sesión 66 de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 19 septiembre 2011, declaró que las enfermedades no infectivas, como la enfermedad de corazón, la diabetes 2, la obesidad, la demencia, la hipertensión, etc., representan hoy en el mundo problemas mucho mayores e importantes que las enfermedades de transmisión infectiva.

La causa primaria de esta pandemia de obesidad, de diabetes 2, de infartos, de envejecimiento celular, demencia, etc., es el azúcar. Y, aunque nadie, ni científicos ni autoridades, le hizo el menor caso en su época, fue el Dr John Yudkin quien desde 1957  mostró que el consumo de azúcar estaba asociado a la diabetes 2 y a la enfermedad cardiaca, porque aumentaba en la sangre los triglicéridos  y la insulina. Y aún así publicó en 1972 un estudio premonitorio sobre la catástrofe que se acercaba,Pure, White and Deadly”, el cual también fue completamente ignorado por todo el mundo hasta hace poco.
La continuación de este reportaje,
Crónica de años locos”
PARTE 2, SÍNDROME METABÓLICO.
 La puedes leer en mi columna de opinión:
Flavio

No hay comentarios:

Publicar un comentario