Páginas vistas en total

sábado, 9 de noviembre de 2013

"Roma Antica" 2013 nov 9 sábado.



Flavio Velasquez, Eduardo Briceño, Gustavo Buelga,
Sandra di Giovanni, Byron Espinosa
y Arnold Bergati.

El Cartel de los Sábados - Acta No. 21-2013.
Hoy se reunió El Cartel de los Sábados nuevamente para disfrutar dos recetas especiales aportadas por Sandra.
El gusto de disfrutar la cocina sabrosa, los vinos que te gustan y los ambientes acogedores depende más que ninguna otra cosa del querer bien a quienes están contigo y del ser correspondido por ellos. Son los amores entre las personas que comen, beben y se tratan juntas quienes crean la calidad subjetiva de los platos y de las botellas que comes y tomas. Y sobre todo son siempre amores los que crean el paraíso en tus memorias.

Con Sandra toda esta meditación abstracta se hace realidad casi siempre sin querer queriendo, como hoy. Ya que hoy amamos todos a Sandra como siempre y sin querer queriendo, de manera natural y espontánea. Y ella por su parte también nos amó a todos casi por igual…. 

Páqueris al ragú de pato, una salsa tipo boloñesa pero de pato, la cual es típica de la gran cocina de la gente pobre del véneto, en donde se  conoce como Bigoli al ragù d'anatra. Los bigolis son unos espaguetis gruesos hechos a la rústica y sin huevos en una maquinita casera a “trafila in bronzo”, o sea, con los cilindros para pasar y prensar la pasta que son de bronce, de manera que la pasta queda porosa y la salsa se adhiere mejor. El ragú de pato que hizo Sandra hoy fue un salto espléndido e inolvidable hacia la historia futura de la gastronomía véneto/panameña.

También hizo unos tagliateli de langostinos en una reducción de sus cabezas al vino blanco. Los langostinos y las pechugas de pato fueron aportados por el amigo Byron provenientes de criaderos  artesanales ubicados en las provincias centrales.

Los excelentes vinos fueron iniciativas muy polémicas entre Gustavo y Eduardo…




Gracias Sandra porque hoy hemos sido muy felices por tu  compañía es decir mucho más allá de los estrechos límites que impone aquel decir que habla de barriga y de corazón contento...
Salud.
Flavio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario