Páginas vistas en total

lunes, 10 de marzo de 2014

CHRISTOS ZAFEIRAKIS en Panama - Mito 2014 marzo 8.

Flavio Velásquez y Christos Zafeirakis

CHRISTOS ZAFEIRAKIS

Visita a Panamá
2014 marzo 8, sábado.

Nuestro gran amigo Juan Tiniacos desde que lo conocí hace pocos años me ha ofrecido la ejemplar característica personal de conocer, amar y divulgar la cultura griega moderna y antigua sin dar tregua. En especial el maravilloso mundo griego moderno de viñedos, bodegas, vinos y geniales enólogos y propietarios. Yo he sido uno de los muchos privilegiados panameños durante todo este tiempo que gracias a Juan Tiniacos hemos tenido el placer de descubrir la excelencia, diversidad y calidad de muchas variedades de uvas desconocidas para mí con las cuales se producen muchos vinos de gran distinción y estructura.

Y hoy el amigo Juan Tiniacos nos ha presentado a uno de los más célebres personajes clave de la importante industria griega del vino, el joven empresario Christos Zafeirakis.

Y finalmente, gracias además al apoyo y participación del restaurante de genuina vocación griega aquí en Panama, Mito, bajo la dirección gastronómica de su dueño y chef, Fabio Pietrosanti, un numeroso grupo de importantes invitados de la clase profesional y empresarial  hemos disfrutado la presentación y cata de tres vinos elegantes, complejos, balanceados y de suave textura corporal, en una cena con maridajes de platos muy bien concebidos por chef Pietrosanti.  



Limniona 2011
Vino del Domaine Zafeirakis confeccionado al 100% con uva Limniona,  una variedad de uva tinta que ha sido salvada recientemente del olvido, de la extinción y re-instalada en Tesalia por el magnífico Christos Zafeirakis un joven miembro de una familia de productores de cuarta generación. Quién recibió educación superior en agro-enología en Grecia y cursó luego estudios avanzados en Piemonte y Lombardía, norte de Italia. Y tan importante como estos estudios académicos, son también sus  experiencias laborales de elevado interés técnico y cultural en Caldaro, Alto Ádige, y sobre todo en Montepulciano, Toscana, en los célebres viñedos y bodegas de la empresaria belga Virginie Zaverys quien compró no hace mucho, las históricas fincas vinícolas  de la antigua familia toscana Avignonesi. En donde fundó  métodos biodinámicos y orgánicos de cultivos y procesamiento, bajo la inspirada filosofía que la buena salud de la tierra, de las plantas y de los frutos deben garantizarse siempre aun durante los procesos de fabricación y crianza de los caldos.

Una idea que es sobre todo respetuosa de las tradiciones históricas de Grecia, de las mejores innovaciones técnicas no invasivas que preservan  la naturaleza física y vegetal del territorio, de sus frutos y de sus tradiciones. Esfuerzo de conservación que   salvaguarda la salud de la naturaleza humana. 

Y Christos que ha vivido esa idea porque es tradición familiar durante generaciones  y, sobre todo en general,  como manera de ser de los griegos durante milenios,  se identifica plenamente con ese amor por la buena salud de la tierra, de sus frutos y de la humanidad.  Además, desde joven, junto con su familia,  fue seguidor convencido de esta alta ética empresarial para la conducción de sus actividades agrícolas e industriales. 

El vino Limniona, de manera muy evidente muestra un armónico balance entre sus maderas, sus alcoholes, sus frutos verdes y sus frutos maduros. Los cuales se abrazan en un concierto unitario de delicada  armonía. Una experiencia sensorial de elevada elegancia y finesa brindada por  esta añada demasiado joven para beber hoy y que aún así merece un 92%,  pero que por su compleja y balanceada estructura sugiere muchos años más de guarda. Y cuando llegue el momento del descorche, quizá dentro de los próximos diez años,  su calificación de mi parte podría estar  en aquel tiempo futuro sin dudas algunas por encima de este 92%.


Un vino blanco de agradable carácter, cuerpo y mineralidad.

Sangiovese 2009
Sangiovese 60%, Syrah 40%

En este vino hay algo más que la convergencia y unión del más respetable savoir faire tradicional de Toscana con la mejor agro-enología  moderna griega del siglo XXI. Es algo más que un juego dialéctico entre dos significados contrastantes lo que logra este vino especial. O sea, que logra una síntesis de excelencia porque en mi opinión sucedió que  en el alma de Christos Zafeirakis se agitó, gracias a los dioses griegos,  el dominio inspirador del antiguo espíritu griego por la aventura heroica y por la invención del mito. Ya que ha creado en este vino de uva Sangiovese y Syrah,  nada menos lo que podría llamarse un nuevo Nóbile Súper Tesalio hermitagé,  engendrado en terruños de esa Grecia que yace todavía  bajo la gloriosa patria potestad  del Monte Olimpo el cual se yergue entre el confín de Tesalia y Macedonia. Un vino que hoy habría podido ser el ciego objeto del deseo de los Romanovs, y ¿Por qué no? Quizá del mismísimo Louis XIV. Y no exagero al decir esto porque se que merece  varios puntos más de los 92 que le doy en este momento. Porque por algo  este Sangiovese griego es un vino que me ha gustado mucho... y que ha gustado a muchos.... ya que su paladar y su nariz es muy fina… por ser vino fino a más no poder…  que inspira el gusto para  no dejar  de pensar él con admiración,  amor y deseo.


CHRISTOS ZAFEIRAKIS Y JUAN TINIACOS

CHRISTOS ZAFEIRAKIS

1 comentario: