Páginas vistas en total

jueves, 28 de marzo de 2013

"Fina Estampa" - Miércoles 27 marzo 2013.

Chef Aristóteles Breña y Flavio Velásquez.


Vale un Perú.


Vale un Perú” es una frase que desde hace mucho tiempo, sobre todo en Europa, indica gran riqueza. Ya que  fue la plata y el oro del Perú lo que pagó el ocio de España durante tres siglos. Ocio español que fue sobretodo productivo para los países trabajadores europeos quienes a cambio de dicho oro y plata metálicos fabricaron para el orgullo de España una oferta inmensa de bienes de consumo suntuarios y  satisfacer así una  demanda refinada de bienestar y de ejercicio mundial de poder político, social y militar. Y al hacer esto los países  trabajadores europeos no solo se apropiaron del tesoro español sino que fabricaron sus inmensos capitales industriales, comerciales y laborales que son los motores generadores  del poder de los grandes estados nacionales e imperiales del capitalismo moderno. Y a Perú solo le quedó desde entonces un sitio dominante en esa frase tremenda y el desgarre doloroso del saqueo, de la barbarie y de la inequidad. Hoy la revancha del Perú es sublime. Sus riquezas de hoy son sociales, y van más allá de los metales nobles y mineros. Son riquezas de hoy que son originadas por el maridaje entre la ingeniosa laboriosidad del hombre en el Perú con  la fecundidad del mar y de los ríos,  y de las tierras de llanuras, de montañas y de selvas. Nada en el mundo genera más riqueza limpia y justa que la emergente industria social de la gastronomía peruana bajo la conducción de grandes visionarios e innovadores agro culinarios, como Gastón Acurio. Empresario y chef que con el aporte de miles de interesados ha logrado hacer del Perú un destino gastronómico a escala mundial. Y es una creación compleja generada por la disponibilidad de miles de diversos tipos de variedades naturales de productos agrícolas autóctonos, importados y aportes infinitos de muchas culturas históricas tanto nativas como de decenas de países, en especial España, Italia, China, Japón, Thailandia, India, Francia, etc.

El restaurante Fina Estampa en el Centro Bancario  y Hotelero de la ciudad de Panamá es un paso significativo de avance en la evolución en curso de la oferta gastronómica de calidad, con amplios estacionamientos, con un amistoso servicio profesional de mesa y dos cautivantes cocinas nacionales confeccionadas por dos grandes del sector. Una peruana bajo la conducción de chef Aristóteles Breña y la otra española de chef Père Masoliver. El ambiente y la decoración a la medida de la gente de buen gusto.

Fina Estampa
¡Vale un Perú!

Salud.
Flavio.

Perú

España.

California.

No hay comentarios:

Publicar un comentario