Páginas vistas en total

domingo, 17 de junio de 2012

"ORÍGENES" Domingo 17 junio 2012.

SIEMPRE EN DOMINGO.
ISMENIA VELASQUEZ Y CHEF CECILIA RUSSO
ALEJANDRO PEREZ Y FLAVIO VELASQUEZ.

Desde hace decenios el salir con mi hija es como regresar a los felices orígenes bíblicos del génesis de la humanidad. Hoy salí con mi hija y por ser el Día del Padre en vez de regresar al tiempo de los unicornios y dinosaurios, fuimos a celebrar este día al restaurante Orígenes que para mí es como regresar al hechizo del  mismísimo paraíso terrenal aunque no vaya con mi hija. En la puerta, antes del ¡Hola! protocolar, nos recibieron con un Marqués de Riscal Reserva como regalo para llevar, pero no aceptamos, ya que decidimos llevárnoslo puesto. Seguidamente, ordenamos un Emilio Moro 2007 crianza, vino genial que también nos lo llevamos puesto, por tratarse de un Duero que no resiste muchas vacilaciones y rodeos. Mi hija, romana de nacimiento, inglesa de procedimiento y panameña de mantenimiento, es una dama de esa nueva generación mundializada que salen discretamente de los criaderos tecnocráticos de la Unión Europea a conquistar el mundo. Estar con mi hija es lo mismo que estar en buenas manos. Y estar en orígenes es como come estar con mi hija.
En Orígenes el gran menú está compuesto como una sinfonía de Mozart por la gran chef compositora, Cecilia Russo, a quien tuvimos el gran privilegio de conocer. Quedamos encantados con ella. Como cuando nos encantó Mozart hace siglos, porque siempre postuló la idea que si no vas a decir algo agradable es mejor que no digas nada. Una regla que he cumplido toda mi vida aquí en Panamá, un país cada vez más crispado, bullicioso y triste como que solo se esfuerza por tratar de no entender las cosas y por tratar de encontrar lo negativo que puede criticar, para justificar el gemido del lamento. Y Cecilia, y mi hija, y Alejandro, y yo, somos aquellos que todavía seguimos La Regla de Mozart: o sea, “todo en esta vida es parte de un universo que danza al ritmo de una armonía simétrica y feliz”.
Hoy en la mesa, lamentablemente, no se nos ocurrió a mi hija y yo, pedir el Salmorejo y por recomendación insistente de chef Cecilia y de Alejandro Pérez finalmente decidimos degustarlo. Mi hija y yo quedamos fascinados por esta delicada y elegante iniciativa. Un plato civilizado, femenino y excitante. Parece una sopa pero no lo es. Parece un gazpacho pero tampoco lo es. Es un aperitivo en copa que no es nada parecido a nada y que se degusta con los ojos cerrados y el espíritu abierto. Gracias Cecilia, gracias Alejandro por revelarnos el misterio del embrujo. De la mesa de al lado, la del amigo Carlos Mata, poblada de padres notables, nos llegó una copa de cata de Chateau Megyer TOKAJI Aszú 4 puttonyos 2005, que mi hija y yo quisimos ingerir átomo por átomo para que durara toda la eternidad. Y así fue, como me ha sucedido siempre en domingo en Orígenes. Y para hacerla breve los invito a ver seguidamente esta narración que en vez de palabras, hablará en imágenes.
Saludos.
Flavio.

CRÓNICA VISUAL.
SALMOREJO.


PULPO GALLEGO


BACALAO EN CROQUETAS

DUO DE TARTAR DE SALMÓN

LA MADRE, O BIEN, EL PAPAZÓN
DE TODOS LOS POSTRES
"LAVA CAKE"


EL REGALO DE MI HIJA
DOS TACITAS DE EXPRESSO
"PLATINUM ELECTRO PLATED WHITE PORCELAIN"



TOKAJI ASZÚ 4 PUTTONYOS 2005
CHATEAU MEGYER
(CORTESIA DE CARLOS MATA)


TOKAJI ASZÚ 4 PUTTONYOS 2005
CHATEAU MEGYER
(CORTESIA DE CARLOS MATA)



2 comentarios:

  1. Flavio, muchas gracias por tu gentileza continua, y por acompañarnos a la cava, a escoger los vinos para nuestra cena. Siento que elegí apropiadamente, en gran medida porque me sentí inspirado hacia el motivo, el ambiente, y la ocasión familiar. No hay nada más gratificante que compartir la buena mesa con la descendencia de uno, no? Es uno de los placeres más dulces de la vida. Y qué privilegio poder hacerlo en un lugar como Orígenes. Yo también disfruté las croquetas de bacalao, y mi hermano el pulpo a la gallega. Estupenda reseña sobre este Domingo, día del padre. Qué agradable fue conocer a Ismenia. Qué afortunada coincidencia fue todo. Su vida es muy afortunada, no hay duda. Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MUY ESTIMADO CAPT M. Me emocionan tus expresiones totales. Y agradecido quedo por lo que a mi hija y ami nos refieres. En fin, nada como tener un vecino de mesa que al pasar deja "como por milagro" una copita de Takaiji Aszú. Gracias mil. Un abrazo. FV

      Eliminar