Páginas vistas en total

jueves, 16 de agosto de 2012

"TAPPO WINE BAR" Jueves 16 agosto 2012.



Selección Canavaggio
de
Le Dix de LOS VASCOS 2009
DOMAINES
BARONS DE ROTHSCHILD
(LAFITE)

PANAMA
 DESTINO VINÍCOLO.

No es una sugerencia del amigo Jack Canavaggio. Ni siquiera se me ocurrió mencionar en su presencia esta extraña y provocativa  revelación o axioma que hace de título a esta Memoria hoy al medio día cuando le pedí  a Jack catar un vino chileno que nada menos es una especial Selección Canavaggio del 2009, confeccionado con técnicas tradicionales de Burdeos por Domains Barons Rothchilds Lafitte en toneles provenientes de sus propios dominios franceses. Se trata  del vino insignia de Los Vascos con uvas de viñas muy viejas a base dominante de Cabernet Sauvignon y un corte discreto muy original de no más  de un 15% de Syrah y Carmenere. Imagínense ustedes que se cría en barricas de roble de primer uso durante 18 meses.
Nada más invasivo en nuestro continente que el asentamiento y triunfo de la calidad bordelesa. Y que ese logro cualitativo de tecnología, de imaginación, de terruños y de frutos, llegue a Panamá gracias al mágico ímpetu empresarial del amigo Jack Canavaggio. Y como no se trata solo de Jack, sin embargo me permito usar su nombre como símbolo representativo de un conjunto numeroso de grandes empresas que en este contexto globalizante hacen realidad la osadía de mi título:  “Panama, destino vinícolo”.
Título que para mi señala una realidad, aunque la incredulidad y la ceguera de algunos pueda declarar ese destino enológico panameño como inexistente. Y como lo imposible puede hacerse real yo lo he hecho nacer, tanto el título como la idea, en esta Memoria con la certeza que tendrá una larga y próspera vida.
Este título e idea imposible pero real fue concebido mentalmente hoy en Tappo Wine Boutique, en donde Jack, Gobi, Mirko y yo degustamos Le Dix 2009 maridado con los delicados paninis que confecciona con maestría este Wine Bar. Y pensé en los numerosos lugares en Panamá en donde se practica a gran escala este civilizado arte de catar y degustar. Y se trata de un destino porque  el visitante turista que viene del exterior, cada vez en mayor media frecuenta en Panamá estas catas casadas armónicamente con menús de degustación. Y por otra parte la selección de vinos de muchísimas otras naciones están presentes aquí en Panamá como una disponibilidad abundante de ofertas muy diversificadas. Quien quiere venir a Panamá para comer bien y beber buenos vinos no tiene por qué atravesar los confines del mundo, solo tiene que llegar aquí, en donde lo espera un destino vinícolo a buen precio.
O sea, es un placer más entre los muchos  otros que ofrece el país y sobre todo para el empresario nacional es un gran negocio cuya historia no ha iniciado del todo y que  sin duda tiene un gran futuro.
Saludos.
Flavio.


F o t o s

Taninos demasiado titánicos para tomarlo ahora, por eso lo dejamos respirar en decanter de dos litros por tres horas, entonces, provocó una verdadera alucinación de elegancia. Es un vino todo Burdeos, o sea, con el poder de la calidad del fruto, del tonel y de la crianza. Este 2009 es para tomarlo dentro de por lo menos cuatro años, cuando estará en 95 puntos, pero hoy por culpa mia lo entrego al número 90.
Y aun así hoy su caracter se mostró con fuerza e intesidad.

LOS INCREÍBLES MAGNIFICOS CINCO
DE
TAPPO WINE BOUTIQUE
(fuera del marco: FABY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario