Páginas vistas en total

viernes, 13 de enero de 2012

"CASA TUA" Jueves 12 enero 2012.

Empatia  en
Casa tua

Sin las penas del mundo no habrían políticos. Los políticos llegan al poder mediante la distribución mediática de la propia empatía, porque dicen los políticos a  las masas sentir sus penas. Y así, practicando el truco de la empatía es que llegan al poder. Pero jamás desde hace miles de años las elites públicas y privadas que han controlado el mundo han quitado las penas del mundo. Todo lo contrario. Quizá porque sin la fabricación deliberada de las penas del mundo, no existirían los políticos así como son. Pero hay otro tipo de empatía, civilizado y humanista, que aprendí a entender gracias a la cocina de Casa Tua. Explico esto. La elite que controla el universo gustativo de Casa Tua seguro que siente los placeres que crea. Me refiero a los placeres de sus comensales creados deliberadamente por el poder de la cultura gastronómica del chef Mássimo Espósito. En Casa Tua, eso que veo y pienso, en mi para nada humilde opinión, ¡eso es empatía! O sea, la identificación mental y emotiva de la cúpula de Casa Tua con su gente es total y verdadera. Pero es la parte discreta de la historia. Porque el resto de la historia es que en Casa Tua se crea un efecto dominó empático de todos los comensales entre sí. Mi explicación es que Mássimo expresa  la intensidad del clásico personaje verdiano. Me refiero al Verdi shakesperiano impreso en su estrepitosa frase “Ride chi vince”. En español, “Ríe quien vence”. Así, en Casa Tua, se vive lo improbable… no es solamente Mássimo quien ríe y vence, sino todos…  todos ríen… todos vencen. Y esta noche de luna azul, más que nunca.  

LAS  MIL 
Y 
ALGUNAS  NOCHES  MÁS
en 
CASA  TUA
*
FOTO AZUL DE CECILIA BARTOLI
VER NOTA AL FINAL
Once every blue moon
My daughter appears!

Algunas veces de luna azul
Aparece mi hija!

Hay cosas muy poco comunes que pueden cambiar el color de la luna. Me refiero al poder inconmovible de los corazones humanos cuando están hechos de sustancias nobles para que sólo así tengan el poder de impulsar la sangre azul y teñir con ella la luna. Y esto es algo muy raro como raro es también  mi fuerte credulidad por la mujer amada… y siempre que ella me diga que la luna es azul sin duda que lo voy a creer.


“nel blu dipinto di blu,
felice di stare lassù”
Hoy en Casa Tua fue noche de ronda de luna azul porque mi hija finalmente pudo cenar conmigo. Al lado nuestro el gran amigo Gary y Anabelle, su maravillosa esposa con sus maravillosos padres. Un evento privilegiado para mi, más especial e insólito que la rara luna fabricada y pintada de azul por mi hija. También se acercó a nuestra mesa el romano Paolo, sin duda alguna mucho más romano que mi hija romana. Paolo, en la calle del Guanábano de la Ciudad del Saber, revive diariamente la extrañeza de mil lunas azules recreando en su cocina italiana, llamada “Sale e Pepe”, los frutos genuinos de esa estrepitosa tierra de fino gusto y del buen saber que es Italia. Pero fue hoy aquí en Casa Tua, en donde Ismenia y yo fuimos estremecidos por el exorcismo de las manos antiguas de Mássimo. Las cuales hicieron volar desde la tierra del mármol de Carrara y del agro romano  hasta llegar a nuestra mesa, dos sustancias  creadas especialmente para celebrar esta gran luna azul “que se quiebra sobre las tinieblas de mi soledad”, en esta insólita noche de ronda, agitada por los espíritus de un amoroso Pesquera Reserva 2005 y de  un noble Montepulciano d´Abruzzo. Vinos que se emparejaron muy bien con el Guanchiale Affumicato y el Lardo di Colonnata, para irse con ellos de luna de miel. Ambas delicadezas son grasa pura de cerdo. El guanchiale es un corte del cachete y cuello. Y la Colonnata, de la parte superior del espinazo, desde la nuca a la cola. En ambos casos se remueve el cuero y queda la grasa con algunas breves vetas de carne, que es procesada por la sabiduría milenaria de los artistas artesanos de la tierra italiana.  Sé que al menos los cerdos de Colonnata comieron por siglos bellotas por los yermos bosques de robles y hayas de los Alpes Apuanos al oeste de Florencia, sobre las riberas del Mar Lígure.


MI HIJA ISMENIA.


Saludos
Flavio.

BRUSQUETA CON
LARDO DI COLONNATA


PASTA ALL´AMATRICIANA CON
GUANCIALE AFFUMICATO.

PACCHERI EN CREMA DE ZAPALLO Y MASCARPONE,
CON QUESO PROVOLONE DEL MÓNACO.
*
Cecilia Bartoli,
preparando su famoso álbum
 “Sacrificium”
Un texto musical y narrativo sobre la más famosa escuela de castrados,
la escuela napolitana de Pórpora.

VIDEO DE PRESENTACIÓN. aquí.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario