Páginas vistas en total

miércoles, 3 de noviembre de 2010

"CHEZ BRECHA" 5 junio 2010.


ALMUERZO EN CASA DE EDUARDO.
Sábado 5 junio 2010.Esta podría ser el Acta más difícil que debo componer. Porque quiero complacer el gusto por la racionalidad del amigo Mauricio, quien por ser un hombre empírico desea ver en mis palabras alguna correspondencia objetiva con la realidad. Mauricio sin saberlo, de manera casual y espontánea, inventó lo que en mi reciente Teoría del Ser yo me he permitido rebautizar como La Paradoja de Mauri. Consiste en la sabia preferencia por la confidencialidad y la reserva para no hacer del dominio público los datos reales sobre asuntos individuales que podrían comprometer el derecho a la propia imagen e identidad. Este punto de vista en su momento fue rechazado por El Cartel. Por otra parte el recurso literario que complace y protege esta preferencia de Mauricio por la privacidad y el bajo perfil se denomina en narrativa “ficción”. Pero los seres empíricos no disfrutan mucho de la ficción porque se parece a la locura y a la poesía. Y la nota crítica de Mauricio de hoy fue contra las Actas que narran situaciones imaginarias, diseñadas por éste “su atento escribidor” precisamente para proteger la privacidad de todos. Entonces para complacer plenamente a un empírico habría que cultivar el silencio y el vacío. Cosa que en mi caso no es posible. Esta es la extraordinaria Paradoja de Mauri que ocupará en los próximos siglos un lugar definitorio en la psicología de la conducta. Así como el impase existencial de Hamlet ante el drama de elegir entre lo existente y lo otro, la locura. Así por eso hay Actas sobre eventos de El Cartel que no existieron nunca porque tratan de un evento improbable, o sea, se refieren a algo que no todavía ha ocurrido. Y con este abusado recurso retórico se protege la privacidad de la loca realidad. Al respecto ver todos los días las noticias sobre Martinelli. Casi todo el frenesí mediático en su contra se refiere a eventos desastrosos que NO han sucedido. En otras palabras de locos los locos están por doquier. Pero el Acta de hoy se refiere a la conmemoración del cumple años de Eduardo, Brecha, el cual en realidad será en algunos días. Lo celebramos hoy sábado en su nuevo apartamento decorado por Tom and Jerry como santuario para el refugio de ratoncitos y ratoncitas que huyen de las fauces de los voraces gaticos nocturnos. Esos tiernos roedores son parecidos a las aves migratorias que se extravían en el curso de sus extensos itinerarios trashumantes y finalmente encuentran un acogedor refugio restaurador.
El santuario de Brecha podría ser también la jaulita de Tweety porque esa jaulita era tan inexpugnable como Fort Knox. Es pequeña la jaulita de Brecha. Tan pequeña que debimos haber llevado cubiertos, platos, copas y sillas. Una vez Mayoral tuvo también una casita así de pequeña pero se compró otra más grande para que cupieran los amigos. Pero bueno, no llevamos ni muebles ni utensilios; más bien llevamos vinos y otras delicadezas. Los vinos fueron: un magnun Rosso di Montalcino 2007, un Montecillo Reserva 2001, dos Alma Negra 2007, un Enrique Catena 2006 que no recuerdo si fue servido, un Achaval Ferrer Quimera 2007, un Séptima Gran Reserva 2007, un Gran Trapiche 2005. Yo llevé chorizo de bellota. Gilles trajo un Sautern Barsac para acompañar un fois gras de canard entier de Doyenné de Lanvaux y un foie gras de canard entier de Clos Saint Sozy; pero ya no había espacio ni ganas para Sauterns ni patés. Estuvimos hoy presentes Gilles, Héctor, Eduardo, Gianni, Mauricio, Messi, Rubén, Mayoral, Sir George y Flavio. Y comimos una pasta al pomodoro preparada por el Chef Brecha. El segundo también del Chef Brecha fue un horneado de rib eye “select” entero Black Angus que pudo haber sido Choice de lo bien que estaba. Para beneficio de El Cartel informo que las categorías de carnes USDA son nueve: Prime, Choice, Select, Standard, Commercial, Utility, Cutter quality and Canner quality. Messi llegó de último, agitado y confundido, porque saludó con mucho afecto a Mayoral a quien no conocía ya que pensó que era Carlos. Y hoy tampoco me trajo la agenda de la BMW para el año 2010. Y no se parecen en nada Carlos y Mayoral. Y después me andan acusando de surrealista. Por mucho menos que ese traslape de realidad todavía Messi no califica como miembro de pleno derecho y se discute en El Cartel si Messi quien finalmente ha sido admitido a prueba con exoneración de cuota por el momento, puede disfrutar además del derecho a voto. Como comprenderán en honor a la Paradoja de Mauri yo me he permitido eliminar de los diálogos frases poéticas del realismo porteño como <andá a cag´> y <metéte el marco por el ort*>. Marqui no estuvo hoy con nosotros pero le narró una versión aun más irreal que mis Actas al patrón de Los Años Locos sobre su ídolo de Puerto Madero, Mauricio, quien fue el protagonista en Los Años Locos de una locura digna de mis Actas. Ya que resulta que un vallét-parking in-educado, reaccionario, anti-renancentista no lo dejó entrar al estacionamiento de las elites, a menos que fuese un inválido impedido. Mauricio narró el increíble suceso al patrón de la tienda, Rubén, quien primero, antes que Mauri hablara, narró la versión burocrática de los nativos del local, para nada favorable al inefable Mauricio. Porque esa versión tropical de las bases era subjetiva y supra-realista como mis Actas. Naturalmente que a la versión narrada por Mauricio a Ruben y a todos los amigos presentes fue definitivamente la versión oficial del reino. Todos comprendimos que Mauricio tenía la razón de su lado, y Rubén que es todo un gran caballero salido de las leyendas de Amadís de Gaula, le pidió disculpas. Porque no es apropiado que para estacionarse “adentro” los de la elite tengan que usar muletas o sillas de ruedas. En fin, ya que Marqui no conoció la versión verdadera, por eso Marqui ciertamente no entendió y por eso le dijo al patrón, -“Papi a Mauri no lo puedo descifrar!”. Mayoral está más delgado. Y fuma un tabaco mortal de mejor calidad. Gilles sigue traumado por no haber sido invitado a una reunión que se convocó, que fue desertada a última hora y que por lo tanto nunca existió como reunión del grupo. Pero que yo le di vida con el soplo creativo de mis teclas. Pero esa reunión de un grupo NO-reunido ha sido tan pensada que hay algunos de nosotros que sospechan que a lo mejor se hizo y que no nos avisaron. Es probable que esa reunión que nunca fue se esté haciendo realidad en estos momentos a espaldas nuestras. Faltó la guerra galáctica entre los Sith Lords y los Caballeros Jedy; o sea entre Héctor y Sir George. Se hablaron poco y de manera inapelable. Creo que se quieren. Héctor ha pasado a la categoría de Magnífico Rector porque cada vez que se abstiene de comandar entonces el grupo se desorganiza, entra en un trance de caos y nadie se reúne y aún así yo escribo igualmente un Acta porque me reúno conmigo mismo, y esa ego centralidad está a la base de la naturaleza de los miembros del El Cartel. Y por último; nadie excepto yo, quiso escuchar a Sir George en su antigua versión de una anécdota que dicen que ha sido escuchada siete veces. Yo hice ver que quería escucharla por tercera vez, pero después que la narró confieso que la escuché hoy por primera vez. Se trata de Gilles y la Isla de la Fantasía. En una ocasión en París le pidió a Sir George que le llevara a Panamá un paquetito. Sir George asintió, pero en verdad eran varias cajas de enseres que no cabían en su cuarto de hotel. No conocí el final. Y la otra vez se trataba de un cuadrito que debía llevar Sir George de Buenos Aires a París. Pero no era un cuadrito, era una gigantografía enmarcada en estuco dorado de 4X5 metros. Estas dos anécdotas indican que los amigos verdaderos aprenden a practicar la paciencia de manera intensiva y terminal. Según Gilles los amigos verdaderos esperan a que llegue el último invitado antes de iniciar los aperitivos. Probablemente, Dear Gilles, ese método civilizado funciona en un país en donde la gente es puntual desde niños. El próximo sábado a las 9AM hay un partido de fut entre Argentina y no importa quién. Mauricio propuso una idea viable: vernos a esa hora en Los Años Locos y cafetear y cervecear hasta las once. Después de eso dar inicio a los temas de la próxima Acta del próximo sábado 12 de junio. Algunos entre ellos yo, le aceptamos tan agradable idea. El resto se quedará en casa. Gilles no estará. Él no tiene idea cómo se le extraña cuando no está y cuando está. Y nadie se perdona por no invitarlo a la reunión que nunca existió. Y Mayoral cada vez que aparece nos castiga con el riesgo del partir.
Ciao

No hay comentarios:

Publicar un comentario